miércoles, 18 de diciembre de 2013

Un pequeño paseo por Lanzarote pero un gran paso para Demos (o algo así)


  Y es que pisar una tierra como Lanzarote parece un viaje a la Luna (o quizás más a Ío), lava, ceniza, volcanes que respiran con aliento caliente y paisaje moteados de casas blancas, "Blanco César Manrique". Entre todo aquello que parece mágico hay problemas, economía y gente, por suerte, gente que quiere cambiar las cosas.

  Durante la Jornada de reflexión sobre la Moneda Social y Responsable en el marco de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote tuvimos oportunidad de reencontrarnos con Julio Gisbert y conocer a gente muy interesante, participantes de distintos movimientos sociales, como por ejemplo, a los del banco del tiempo de Lanzarote, que nos contaron cómo están viviendo el comienzo de un banco del tiempo que ya cuenta con más de ¡80 miembros!.

  Comenzamos con una presentación de las jornadas por parte de Quino Miguelez y Jorge Perez-Artiles trabajadores de la reserva de la Biosfera. Posteriormente Julio Gisbert nos contó brevemente los distintos tipos de monedas sociales y yo (Miguel Ángel Figueroa) hablé de nuestra experiencia con Demos.


  Tras las presentaciones hubo una ronda de preguntas y una dinámica para ver distintas líneas que conformarían una hipotética moneda social (objetivos, público participante, alcance, etc.). Dinámica aparte, el ejercicio sirvió para conocernos un poquito más, al menos en los grupos en los que participábamos.

  Las ideas que se fueron exponiendo durante la ronda de preguntas y posteriormente durante la puesta en común parecen vislumbrar la gran necesidad de una moneda social que ponga en el circuito de lo sostenible y social a la población y al turismo, sacando a estos últimos del secuestro del "todo incluido".

  De lo negativo, lo que yo destacaría de lo vivido en la jornada, es algo que ya nosotros padecimos durante el 15M y que supongo que es común en casi todos los principios: el complejo de creer que somos pocos. Nada más lejos de la realidad.

  Nos fuimos del encuentro con una sensación de positivismo muy buena y con la certeza de que se realizarán grandes cosas porque tienen el entorno perfecto para ello y la gente para ello. Aún así tenemos el miedo de que puedan tardar mucho tiempo en empezar a funcionar si no enfocan los futuros encuentros hacia propuestas de funcionamiento de las que partir. Pero espero que el miedo a la divagación infinita sea más un trauma propio que una premonición.

  ACTUALIZACIÓN A 20/12/2013
  Han publicado una entrevista que nos hicieron en Lanzarote en la versión impresa de Diariodelanzarote.com aquí la captura:
  Nos avisan de que pronto la pondrán también en la web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada